Desde que adquiere una propiedad usted inicia una relación ininterrumpida con la Municipalidad de su distrito que finalizara cuando la transfiere en venta, donación, permuta, herencia u  en otros que se señalen en el acta de transferencia del predio. Para mantener esta relación en perenne armonía es necesario estar informado de sus derechos y obligaciones.

La ubicación del predio le da derecho a lo que el Certificado de Parámetros Urbanísticos y Edificatorios emitido por la Municipalidad denomina PARÁMETROS. Estos señalan el uso o actividades económicas permitidas, las características generales de la construcción y  las condiciones para estacionamientos. Al adquirir una propiedad debe exigir el Certificado y conocer si su barrio es residencial o comercial, y sí este parámetro en  el corto plazo  pudiera afectar  su calidad de vida y al  valor de la propiedad.

La municipalidad para solventar los gastos por prestar los servicios de limpieza pública, mantenimiento de parque y jardines y serenazgo cobra la tasa denominada Arbitrios Municipales, estando obligados al pago los propietarios, o si fuera el caso, los inquilinos.

Además, para contar con recursos propios cada municipalidad aplica un gravamen al que denomina Impuesto Predial que se determina anualmente sobre el valor que se obtiene aplicando los valores unitarios oficiales vigentes.

Ambos tributos son establecidos por la municipalidad siguiendo criterios que se aplican sobre la ubicación y características físicas del terreno, instalaciones  y obras, están especificados en el formulario Predio Urbano PU, verifique el dato consignado comparándolos con lo que se indican en la Copia Literal de Dominio o en la Declaratoria de Fábrica.

Los datos personales del propietario quedan indicados en el Formulario HR, Hoja Resumen.

En ambos casos, si no coinciden con la información actualizada que usted dispone, puede ser fuentes de problemas, si fuera el caso presente a la Municipalidad el formato AD, Hoja de Actualización de Datos indicando las diferencias.

Recuerde que si decide arrendar su inmueble, «el propietario mantiene la obligación de pagar el Impuesto Predial, correspondiendo el pago de Arbitrios al inquilino».

Por ultimo, la transferencia de propiedad de un predio obliga, dentro de los treinta días siguientes al acto, a que las partes hagan una declaración al municipio dónde el predio se encuentra ubicado; acompañado de una copia simple de la minuta de compra venta.